Los 8 mejores cascos de esquí y snowboard

¿Sabías que el uso de cascos no es obligatorio en pistas de esquí? Muchos expertos de este deporte de nieve, prescinden de su uso porque confían en sus habilidades, aun cuando los terrenos son difíciles, pero, ¿sabías también que casi la mitad de los accidentes graves son traumatismos en la cabeza? Algo que hace considerar tener el mejor casco de esquí en tu equipo.

Aunque su uso no sea obligatorio, los cascos de esquí reducen notablemente la cantidad y gravedad de lesiones en la nieve, así, lo han demostrado diferentes estudiosdonde se señala que usarlos no es perjudicial, sino que son una pieza muy recomendada, sobre todo para esquiadores inexpertos, de nivel medio o incluso esquiadores de competición, que para estos, sí es una norma impuesta.

Los mejores cascos de esquí


¿Cuál es el mejor casco de esquí?

Comencemos por decir que no todos los cascos para esquiar te van a ofrecer las mismas prestaciones, teniendo en cuenta que incluso existen categorías que los dividen en los diferentes modos de esquí, como travesía o alpino.

Es importante que, desde un primer momento, tengamos en cuenta sus materiales de fabricación, donde resalta por sus buenas prestaciones la fibra de carbono.

De igual manera, no hay que olvidarse de detallar las diferentes tallas y medidas que te encontrarás en cualquiera de estas protecciones, que normalmente se pueden ver como tallas tradicionales de la S a la XL, como en centímetros que serán útiles si tienes las medidas exactas de tu cabeza.

A continuación, les presentamos los mejores cascos de esquí:

1. Casco de esquí con gafas – Relax Stealth

Relax Stealth - Casco de esquí con visera para...

Ver oferta en AMAZON

Con una visera integrada que puedes subir o bajar dependiendo del clima, es un casco perfecto para tener siempre una buena visibilidad del terreno garantizada.

Se trata de un modelo de la marca Relax, que brinda una gran protección, sobre todo en la zona de las orejas, que se mantendrán muy calientes gracias a sus piezas pensadas para una buena ventilación, pero sin perder el abrigo.

Destaca en la comparativa por su novedoso sistema de cierre magnético, con una correa que puedes abrir y cerrar en segundos en la zona de la barbilla. Es recomendado para hombres, mujeres y niños.


2. Casco de esquí unisex – POC Fornix

Poc Fornix Casco Nieve, Unisex Adulto, White,...

Ver oferta en AMAZON

Si buscas un casco que sea más ligero, este de la marca POC puede ser el más indicado, al tener una construcción en materiales más livianos que facilita su uso y lo hace más cómodo.

Las almohadillas de sus orejas se pueden desmontar para lavarlas, además de tener un casco polivalente que te resultará útil en cualquier clima o terreno.

Sus aberturas y orejeras logran un buen control del flujo del aire, haciendo que entre el indicado para mantenerte fresco, pero sin que te congeles y sin evitar la transpiración.


3. El mejor casco de esquí relación calidad-precio – SALOMON Brigade+

SALOMON Brigade+ Casco de esquí y Snowboard para...

Ver oferta en AMAZON

De la mano de Salomon, nos encontramos con un casco apropiado para los amantes de la aventura fuera de pista.

Dispone de una forma ovalada que se ajusta muy bien a la forma y dimensiones de la cabeza, con conductos de ventilación que permiten controlar el flujo de aire para que el calor no se convierta en un inconveniente.

Es un casco hard shell, con una carcasa ABS inyectada y tecnología de seguridad SMART para mayor absorción de impactos, contando con certificados para diferentes actividades.

Su forro es extraíble, por lo que puedes lavarlo después de cada sesión de esquí para mantenerlo y alargar su vida útil. Y si hay algo disfrutable sobre este casco, son sus orejeras acolchadas con sonido 3D, siendo compatible con sistemas de audio.


4. Casco de esquí ajustable – Black Crevice Kitzbühel

Black Crevice Kitzbühel Casco de esquí,...

Ver oferta en AMAZON

Con 10 orificios de ventilación, el calor y la sudoración no serán un problema mientras vas montado en tus esquís.

Este modelo de Black Crevice tiene un forro interior transpirable, que le otorga esa posibilidad de evaporar el sudor de forma eficiente, de igual manera, puedes sacarlo para su limpieza que puede ser a máquina, pero hasta 30ºC.

Tiene una rueda de sistema de ajuste que permite que el casco se adapte a tu cabeza, que, combinado con su correa en la barbilla, tendrás un agarre óptimo para estar siempre protegido.

Está avalado con certificados de seguridad (norma CE EN 1077) y entre sus características destaca su soporte para llevar tus gafas de esquí.


5. Casco de esquí certificado – TOMSHOO

TOMSHOO Casco de Esquí, Casco de Seguridad...

Ver oferta en AMAZON

Se trata de un casco de esquí que aporta la seguridad necesaria para principiantes que quieran aventurarse en la nieve, al ser un modelo más asequible que puede adaptarse a presupuestos de quienes apenas comienzan en el mundo de los deportes de nieve y no quieren hacer una inversión demasiado cuantiosa.

Tiene una carcasa exterior fabricada en policarbonato, con un forro interior de EPS que brinda tanto ligereza al casco, como protección y resistencia a los impactos, estando certificado igualmente por normativas de seguridad, en este caso, la norma CE EN 1077-B.

Sus 14 orificios ofrecen una ventilación ideal, manteniéndose seco al esquiar, pero sin dejar entrar el frío a su interior.


6. Casco de esquí – Red Bull Briko Vulcano

Casque De Ski Briko Red Bull Lindsey Vonn Fis 6.8

Ver oferta en AMAZON

Con un diseño completo que cubre toda tu cabeza con una carcasa extra resistente, este casco de la marca italiana Briko ofrece una protección ideal.

Es un casco de nieve de alta gama, contando con beneficios como un peso que no es excesivo y un uso realmente cómodo para su tamaño.

Destaca la zona en la nuca, que tiene un punto extra de seguridad al contar con una superficie protectora, evitando impactos fuertes al sufrir una caída que, en el esquí, están a la orden del día, sobre todo cuando comenzamos a practicarlo.


7. Casco de esquí con orejeras – Extra Mile

Extra Mile Casco de Esquí Hombre, Casco de Esquí...

Ver oferta en AMAZON

Siendo un modelo menos costoso dentro de la selección, es una buena opción para esquiadores que se inicien en la nieve, contando con un sistema de seguridad y protección integral, con un interior en espuma EPS de alta calidad que absorbe los golpes e incluso es a prueba de pinchazos.

Su sistema de ventilación dispone de 11 aberturas que mejoran la regulación del calor, además garantiza un uso cómodo y un flujo de aire correcto.

Su tamaño es completamente ajustable, contando con una correa en la zona de la barbilla que es de ajuste rápido para que en segundos estés listo.


8. Casco de esquí barato – REAPER

REAPER Frey Casco de Snowboard Casco de Esquí...

Ver oferta en AMAZON

Si lo que buscas es un casco con un diseño más sencillo, este de la marca REAPER puede ser el ganador, tratándose de un modelo clásico, con las protecciones necesarias para reducir el riesgo de lesiones en la nieve.

Al contar con un sistema ajustable, una talla sirve para diferentes medidas, al solo tener que ajustarse en su rueda.

Es un casco con un exterior hard-shell e interior de espuma, por lo que se trata de un modelo híbrido muy bien logrado que cuenta con lo mejor de los dos mundos: carcasa rígida, interior de molde.


¿Por qué no debemos dejarnos el casco de esquí en casa?

casco-de-esqui

Los cascos de esquí de montaña no son realmente obligatorios en las estaciones de esquí peninsulares, esto, si no se trata de profesionales o esquiadores de competición, al igual que aquellos que disfrutan de zonas de freestyle o freeride que estén señalizadas.

De igual manera, hay países de la unión europea donde sí es obligatorio, casos como el de Italia y Austria, pero es solo para los niños hasta los 14 y 15 años respectivamente, quienes deben hacer uso del casco.

Aun cuando su uso no es impuesto, no hay que quitar la importancia, funcionalidad y protección que brindan los cascos a deportistas de diferentes disciplinas.

Está demostrado que los esquiadores que hacen uso del casco, pueden reducir el riesgo de accidentes y lesiones en la cabeza, al igual que traumatismos cerebrales que puedan ser de gravedad.

Por ejemplo, en la ciudad de Quebec, Canadá, se realizó un estudio en 30 estaciones de esquí francesas entre los años 2012 y 2014, donde, de las personas entrevistadas, al menos 1.425 habían sufrido alguna vez de un traumatismo cerebral como resultado de practicar deportes de nieve.

Por otro lado, 1.386 personas reportaron haber sufrido otro tipo de lesión en la cabeza y unas 40.288 con lesiones en otras partes del cuerpo, dejando solo a 2.145 personas sin ningún tipo de lesión en un periodo de dos años.

De este estudio, se concluyó en la concienciación de esquiadores y riders de snowboard, donde, al menos en Francia, se ha logrado que un 97% de niños hagan uso del casco y otras protecciones y en adultos, se ve notablemente un aumento, pasando de solo un 9% en 2005, a un 59% para lo analizado en el año 2014.

Así que veamos, el uso del casco al esquiar te ayudará puntualmente a:

  • Menor riesgo a sufrir traumatismos cerebrales u otro tipo de lesiones en la cabeza.
  • Cumples con las medidas de seguridad, evitando poner en riesgo a otros esquiadores y a ti mismo.
  • Te ayudan a desenvolverte con seguridad, al tener una protección garantizada, pero esto no quiere decir que los esquiadores que los usen puedan hacer prácticas inseguras, sino todo lo contrario.
  • Son una buena protección contra el frío, la nieve y otros elementos.

Y recuerda:

  • En casos como cascos de esquí de travesía, de estilo libre o fuera de pista, estos sí son obligatorios, sólo si los sitios así lo sugieren y tienen señalizaciones para ello.
  • El casco de esquí infantil es de igual manera obligatorio en gran parte de los países de la unión europea, donde, en casos como Italia, existen multas aplicables a los padres o responsables que no pongan cascos a sus niños.

Construcción de los cascos de esquí: ¿De qué están hechos?

Para este equipo de seguridad para esquiar, podemos encontrarnos con que su construcción puede ser de dos formas principalmente, que son de molde o de una carcasa rígida, de allí, es posible la construcción de cascos con mezclas de ambas o incluso encontrar modelos con exteriores de fibra de carbono.

Los cascos, deben cumplir con una serie de normas al ser fabricados, siendo puntuales, se trata de la norma de estándares de seguridad europea EN1077 y la estadounidense ASTM2040.

Conozcamos entonces cuáles son los tipos de cascos que sirven para esquí y snowboard:

Cascos de esquí en molde

En este tipo de protección, se hace uso de una capa exterior que suele ser de policarbonato bastante resistente, cosa que se combina con un forro o capa interna de espuma EPS que es la encarga de absorber los impactos y prevenir lesiones.

Este tipo de casco resalta porque brinda un mejor sistema de ventilación, al tener aberturas o agujeros por donde puede entrar el aire y evaporar el sudor.

Cascos de esquí de carcasa rígida

Denominados como “Hard Shell”, son cascos que tienen una carcasa o parte superior de ABS, fibra de carbono u otros materiales mucho más duros que el policarbonato, al que se le suma de igual manera una capa interna de espuma.

Ten en cuenta que, como son rígidos, tienen menos ventilación que los modelos de molde, pero es algo que compensa con su resistencia, protección y durabilidad.

Cascos de esquí híbridos

Aquí, se combinan los materiales de los dos tipos anteriormente citados, es decir, se tiene un molde y una carcasa dura, lo que logra un excelente equilibrio entre comodidad, durabilidad y un peso más ligero que los modelos rígidos.

Cascos con protección de impactos multidireccional (MIPS)

Este sistema, conocido en inglés como MIPS (Multidirectional Impact Protection System) es una característica que podemos encontrar en los cascos, no un tipo de construcción, pero que otorga un extra de seguridad integrado.

Los cascos con sistema MIPS reducen las fuerzas de rotación en el cerebro que son causadas por impactos fuertes en la cabeza. Aquí encontrarás una carcasa y un forro que están separados por una capa que absorbe los golpes.

Ventilación y transpirabilidad de los cascos

Un casco bien ventilado, permitirá que el aire fresco circule por tu cabeza a medida que comienzas a sudar luego de largas sesiones de esquí.

A mayor número de ventilaciones o aberturas en la estructura del casco, mayor será la ventilación y el flujo de aire.

Ten en cuenta que es posible encontrar dos tipos de sistemas de ventilación, los activos y los pasivos, estos últimos tienen la característica de que no son ajustables, mientras que los activos sí, permitiendo regular el flujo de aire dependiendo del sitio y las condiciones en las que te encuentres.

Tamaños y medidas de los cascos de esquí

elegir-casco-de-esqui

Las medidas de los cascos son estándar, entre la S y la L, por ejemplo, todo depende de la marca, lo importante es fijarse en las medidas en centímetros, que suelen estar al lado de la medida tradicional de letra y que indica si el casco será apropiado para la talla de tu cabeza.

Pero, ¿cómo puedes conocer las medidas exactas de tu cabeza? Vamos a ello:

  • Cómo tomar tus medidas para elegir un casco:

Comienza por tener a la mano una cinta métrica, de estas antiguas que seguro tendrás una en un kit de costura, luego, envuélvela alrededor de tu cabeza, asegurándote de que se encuentre justo encima de las orejas, atravesando el centro de la frente y por encima de las cejas.

Recuerda hacer las medidas en centímetros, ya que la mayoría de las marcas mide sus cascos de esta manera y, además, ten en cuenta si harás uso de otras prendas como gorros, al ser conveniente el contar con un extra de espacio para que el casco no quede demasiado apretado.

  • Cómo debe ajustar tu casco de esquí:

El casco siempre debe probarse antes de ser usado, quedando con un ajuste firme y cómodo para la cabeza, para esto, debes alinear su parte delantera por encima de tus cejas, apretando la correa en la zona de la barbilla hasta el nivel que te resulte más agradable.

Importante que la parte trasera del casco no presione la zona de la nuca y que, para asegurarte de su funcionalidad, pruebes también con accesorios como gafas de esquí o un gorro de invierno, que te darán algo más de protección contra los elementos en la nieve.

Cómo elegir la talla adecuada de un casco de esquí

Buscando una talla perfecta, es conveniente no solo tener tus medidas, sino una tabla que te ayude a transformarla a las tallas de los cascos, que usualmente podemos encontrar como S, M, L, XL.

Para hacerte las cosas mucho más sencillas, mira la tabla que hemos preparado para ayudarte a elegir la talla adecuada:

Tallas del casco de esquíMedidas de la cabeza en centímetros
XXXS50-51 cm
XXS52-53 cm
XS54-55 cm
S56-57 cm
M58-59 cm
L60 cm
XL61 cm
XL62 cm
XXL63 cm

Características a considerar al elegir cascos para esquiar

Al igual que las medidas y el ajuste del casco, es conveniente estudiar las diferentes características que componen a los cascos de esquí, entre estas, encontramos orejeras que se pueden quitar o no, buenas correas de ajuste que te permiten adaptarlo a tus necesidades y por qué no, un sistema de audio que te evite la molestia de usar auriculares o cascos.

Incluso, una buena funda para casco de esquí te servirá para transportarlo con mayor facilidad, al igual que resguardarlo del polvo cuando no lo estés utilizando el resto del año.

  • Orejeras:

Dependiendo del casco, estas se pueden quitar o no de su estructura, para brindarte mayor versatilidad al usarlos. Por otro lado, son un buen accesorio para mantener tus orejas calientes y evitar congelamientos en sitios de muy bajas temperaturas.

  • Tejido transpirable en su estructura:

Es conveniente que tu casco cuente con partes en su interior que absorban el sudor y que además se puedan quitar para lavarlas, manteniéndote seco y evitando esas molestas gotas que pueden bajar por tu frente al comenzar a transpirar.

  • Sonido integrado:

Nada es peor que tener que ajustar tus auriculares a cada rato o esa presión incómoda en las orejas al tener un casco encima de ellos. Por esto, muchas marcas han diseñado cascos con sistemas de audio integrados en las orejeras, que puedes conectar a tus dispositivos si escuchar música es algo que quieres mientras te deslizas en la nieve.

  • Visera:

Existen cascos que pueden tener un diseño similar al de una gorra, esto quiere decir, que vienen con visera que evita que tanto la nieve, como el sol, se conviertan en un problema y puedan afectar tu recorrido.

  • Correas de ajuste:

La correa ubicada en la parte inferior de tu casco, que se encarga de ajustarlo, debe ser cómoda al contacto con la piel, evitando esos sistemas de cierre que con el roce o al momento de abrochar, puedan producir alguna incomodidad.

  • Estilo del casco para esquiar:

Pueden ser de diferentes formas, como ya hemos hablado en el artículo, pero, además, debes tener en cuenta que estos pueden tener una carcasa completa, una media o cascos completos que se parecen mucho a los usados en moto, es decir, cubren toda la cabeza para una protección total.


Preguntas frecuentes

⛷️ ¿Qué son los cascos MIPS?

Realmente no existe un “casco MIPS”, es una mala concepción de este sistema de seguridad, tratándose de una capa entre su forro y su carcasa, que proporciona protección a la cabeza en golpes fuertes.

⛷️ ¿Los cascos de snow y esquí se pueden usar de forma indistinta?

Lo principal es que, en ambos casos, sea un casco de snowboard o de esquí como así se señalan, es que te mantengan protegido y eviten el riesgo de sufrir algún tipo de lesión en la cabeza.

Ten también en cuenta que estos cascos para cada deporte de nieve no tienen una diferencia importante, lo que existen son marcas que los clasifican como modelos para esquiar o para snowboarding.